El ‘ranking Shanghai’

La Universidad Jiao Tong de Shanghái dio a conocer en últims fechas su ranking anual internacional de excelencia universitaria. Un ranking que tiene como indicadores para su confección valores como el número de premios Nobel y medallas Fields obtenidos por sus alumnos y profesores, el número de investigadores y su relevancia internacional , las publicaciones en revistas internacionales de prestigio…

La realidad de este estudio muestra a las claras la situación de la investigación en España. Ninguna universidad española aparece en los 200 primeros puestos de este ranking, pese a que nos jactamos de tener un sistema educativo e investigador con el claro objetivo de la búsqueda de la excelencia. Pero nos tenemos que conformar con que aparezcan nuestras mejores instituciones en un tramo innumerado, nombrado como “201-300”, sin apenas mención o repercusión internacional.

Aceptamos el anonimato de nuestra educación universitaria, permitimos que toda la inversión pública en educación y ciencia sea desaprovechada. Las noticias sobre la situación de la I + D + i en España son cada vez más preocupantes. Si nada lo remedia, la educación pública y de calidad dejará de ser un derecho para convertirse en un privilegio. Los poderes públicos ponen trabas a la labor educativa con la subida de tasas, el recorte de medios o el aumento de la nota de corte para poder acceder a una simple beca.

Dificultades que aumentan si hablamos del sector investigador en nuestro país. La situación del Centro Superior de Investigaciones Científicas es poco más que insostenible (recientemente sus protestas salieron a la calle bajo el lema ‘sin ciencia no hay futuro‘) por promesas que nunca se llegan a materializar.

Esta situación se materializa en la huida obligada de nuestros mejores investigadores. España es ese país donde el mejor físico joven de Europa no tiene sitio y tiene que emigrar. O donde una experta en biocomputación se va a Hardvard tras no ver valorado su trabajo durante año y medio.

Esta es la realidad de nuestro país. Lejos de poner recursos para conseguir que nuestro país sea pionero y ejemplo en labor educativa y científica, las piedras en el camino cada día son más numerosas y de mayor tamaño. Incluso desde el sector público se denigra al sistema universitario español alegando ‘falta de motivación de sus estudiantes’ o, sencillamente, acusándoles de ‘vivir a la sopa boba’, pero no se ponen los medios necesarios para incentivar, mejorar o pulir los puntos débiles de nuestro sistema.

Hardvard_Flickr

Harvard (EEUU) sigue reinando en el ranking Shangai de las mejores universidades del mundo. (Foto: Patricia Dudry | Flickr)

Entrando a analizar los resultados en su conjunto, destaca el predominio, una vez más, de las universidades anglosajonas. El TOP 10 de universidades en el mundo lo conforman Harvard (EEUU), Stanford (EEUU), Instituto de Tecnología de Massachusetts (EEUU), Universidad de California, Berkeley (EEUU), Cambridge (Reino Unido), Instituto de Tecnología de California (EEUU), Princeton (EEUU), Columbia (EEUU), Universidad de Chicago (EE UU) y Oxford (Reino Unido), algo que muestra que el trabajo bien hecho tiene como recompensa el prestigio y la calidad.

A nivel nacional, únicamente la Autónoma de Barcelona, la Autónoma de Madrid, la Complutense y la Universidad de Barcelona están calificadas entre las trescientas mejores del mundo. Más abajo aparecen la Politécnica de Valencia, Granada, Pompeu Fabra, Valencia y, por último, País Vasco y Zaragoza.

Llama especialmente la atención como las Administraciones Públicas han dejado desaparecer de esta lista la Universidad de Vigo. Una universidad marcada por el abandono de las Administraciones Públicas competentes capaz de iluminar proyectos como el Campus do Mar, de excelencia internacional, o ser el germen del satélite Xatcobeo.

Quizás sea el momento de replantearse el motivo de esta situación. El sector universitario, como tantos otros, goza de una élite inmóvil, acomodada a un puesto, sin estímulos externos que puedan provocar un cambio de tendencia. El inmovilismo en la comunidad universitaria está excesivamente desarrollado y la visión de una universidad con un título como único objetivo lastra cualquier posibilidad de mejora. Quizás sea el momento de preguntarse que se puede hacer para devolver a la universidad española, otrora referencia, al sitio que se merece.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ecosistemas

Blog de divulgación de Ecología de la Asociación española de Ecología Terrestre (AEET)

Argumentos en Derecho laboral

Blog coordinado por Adrián Todolí

Atelier legal

El blog jurídico de Alberto Fernández

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

delaJusticia.com

El rincón jurídico de José R. Chaves

El Blog de Ramón

Blog de opinión de Ramón Cerdá

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

La Brigada Tuitera

Cuartel General

DOS ORILLAS

Reflexiones, opiniones (y a veces berrinches), sobre Derechos Humanos y la realidad diversa y común

EL DERECHO Y LA FAMILIA.

Respuestas Legales a tus dudas.

Legalidad On

Tecnología y Derecho.

Verónica Montero Pérez

ABOGADA - MEDIADORA

Las Partidas

Justicia para las personas

A %d blogueros les gusta esto: