La autonomía del Ministerio Fiscal y el motivo de su existencia

La Fiscalía española tiene su origen en el artículo 124 de la Constitución Española, a partir del cual se promulgó el Estatuto Orgánico, ley 50/81, de 30 de diciembre, modificado posteriormente en varias ocasiones.

  1. El Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las funciones encomendadas a otros órganos, tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social.

Son tres, pues, las funciones del Ministerio Fiscal en nuestro Ordenamiento Jurídico: a) Promover la acción de la Justicia; b) Velar por la independencia de los Tribunales y c) Procurar la satisfacción del interés social.

.- ¿Cómo se caracteriza el Ministerio Fiscal? 

Se trata de una institución a caballo entre el Poder Judicial, pese a que se encuentra integrado en él, es autónomo del CGPJ, en un rango de autoridad similar al de los Jueces, y entre el Poder Ejecutivo, pues el Fiscal General del Estado es designado por el Rey, a propuesta del Gobierno y, aunque se trata de una institución unitaria y jerárquica, no puede estar sometido al poder político, actuando según los principios constitucionales de legalidad e imparcialidad.

.- La autonomía como nota característica

Precisamente esta caracterización intermedia hace que la nota que debe primar en el funcionamiento del Ministerio Fiscal sea la autonomía.  España se comprometió a legislar conforme a la Recomendación 2000 del Comité de Ministros del Consejo de Europa, cuyas principales directrices son:

* Regulación por ley de las relaciones entre el Ministerio Fiscal y el Poder Ejecutivo y Legislativo.

* Prohibición al Poder Ejecutivo y Legislativo de dirigir órdenes singulares al Ministerio Fiscal, así como la prohibición de incluir o sugerir alguna recomendación o cortapisa a su labor.

* Valoración objetiva de los principios de mérito y capacidad en el acceso y en la promoción dentro de la carrera fiscal.

* Un procedimiento disciplinario objetivo y justo.

* Autonomía financiera.

.- El Consejo Fiscal, órgano de autogobierno del Ministerio Fiscal

El Consejo Fiscal, regulado en el artículo 14 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, está constituido , bajo la presidencia del Fiscal General, por el Teniente Fiscal del Supremo y el Jefe de la Inspección Fiscal y  por nueve Fiscales elegidos por sufragio universal , libre y directo entre todos los compañeros

El funcionamiento del Consejo Fiscal se rige por  Reglamento de Régimen Interior del Consejo Fiscal (RRI) aprobado en fecha 20 de septiembre de 1983 y en su art. 17 establece que “Los Consejeros tienen obligación de guardar secreto de la materia reservada de que tengan conocimiento en el ejercicio de su función en el Consejo, así como de los debates del mismo. Se entenderá por materia reservada, toda aquélla que, por afectar directa y personalmente a un determinado Fiscal no deba ser de general conocimiento, y aquella otra que, excepcionalmente, sea declarada como tal por el Fiscal General del Estado, salvo que el Pleno del Consejo se pronuncie en sentido contrario“.

¿Que sentido tiene el Ministerio Fiscal hoy día?

El Ministerio Fiscal es, hoy día, la visagra sobre la que recae la necesaria confluencia entre Sociedad y Derecho. Equilibra la Sociedad, pues vela por los intereses, los derechos y las libertades de todos y cada uno de los ciudadanos, tanto en lo positivo como en lo negativo para ellos. Y equilibra al Derecho, pues es la piedra de toque que garantiza el cumplimiento de todo aquello previsto por la Ley y por las diferentes resoluciones de los Órganos Jurisdiccionales.

Por ello, no entiendo la situación que vive ese órgano hoy día. La sospecha parece haberse posado sobre ellos, y son numerosas las situaciones en las que se filtra el desencuentro entre Juez y Fiscal.

No sólo garantiza los derechos y libertades de los ciudadanos, sino que garantiza que todos tengamos un procedimiento conforme la Ley, siempre en colaboración del propio Juez. Juez y Fiscal deben ir de la mano, pues su conjunción permite al ciudadano acudir al proceso con todas las garantías. Y es que el interés social es su función última, su razón de ser y el motivo por el que debe gozar de todo el respeto de la Sociedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ecosistemas

Blog de divulgación de Ecología de la Asociación española de Ecología Terrestre (AEET)

Argumentos en Derecho laboral

Blog coordinado por Adrián Todolí

Atelier legal

El blog jurídico de Alberto Fernández

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

delaJusticia.com

El rincón jurídico de José R. Chaves

El Blog de Ramón

Blog de opinión de Ramón Cerdá

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

La Brigada Tuitera

Cuartel General

DOS ORILLAS

Reflexiones, opiniones (y a veces berrinches), sobre Derechos Humanos y la realidad diversa y común

EL DERECHO Y LA FAMILIA.

Respuestas Legales a tus dudas.

Legalidad On

Tecnología y Derecho.

Verónica Montero Pérez

ABOGADA - MEDIADORA

Las Partidas

Justicia para las personas

A %d blogueros les gusta esto: