Posesión: Corpus y Animus. Pérdida, Conservación y Recuperación de la Posesión. Las Acciones Posesorias

La posesión se configura como la relación de hecho de una persona con una cosa. Históricamente, se consideraba a la posesión como el Estado de Hecho por el cual tiene una cosa en su poder.

En nuestro ordenamiento la mayoría de los autores defiende que es un derecho real ya que confiere a su titular un poder inmediato sobre una cosa y además una protección contra quien puede perturbar ese derecho, por lo tanto quedaran asimilados los conceptos: posesión de hecho y de derecho.

1) Posesión de hecho, en el sentido de que se protege la posesión porque existe una apariencia.

2) Posesión de derecho, puesto que la posesión constituye un interés jurídicamente protegido.

En el Código Civil en concreto, y en nuestro ordenamiento jurídico en general, la posesión tiene un triple significado:

.-  La tutela jurídica a la posesión a la posesión que supone darle estabilidad y protección a un hecho. Sirva de ejemplo los antiguos interdictos para retener y recobrar, hoy procesos verbales de naturaleza sumaria.

.-  La posesión va a ser un medio para dar paso por el transcurso del tiempo a situaciones jurídicas definitivas, tal y como regulan los artículos 1930 y siguientes del Código Civil.

.- Como medio que se utiliza en la aplicación de políticas sociales, donde se tiene más en consideración a la posesión que a la propiedad.

.- PÉRDIDA, CONSERVACIÓN Y RECUPERACIÓN DE LA POSESIÓN

En determinadas situaciones, esta relación entre persona y cosa puede verse rota, tanto de manera voluntaria como involuntaria (por hechos propios o ajenos).  Sirva de ejemplo, entre otras circunstancias, las siguientes:

  • Por la posesión de otro: o incluso contra la voluntad del antiguo poseedor, siempre que la nueva posesión no haya durado más de un año.
  • Por la pérdida total de la cosa, o su destrucción, o porque ésta quede fuera del comercio de los hombres (Art. 461 y 462 CC).
  • Por abandono de la cosa que supone, que el interesado ha colocado el bien en circunstancias de las que externamente puede deducirse su abandono.

Siempre que la posesión esté bajo nuestra influencia vamos a disfrutar de todos los elementos que conlleva la misma. Es la suma del corpus y del animus del antiguo Derecho Romano, es decir, la intención de tener la cosa sometida a la propia disposición y a la satisfacción de los propios fines de la persona. Es la perdida del Corpus el origen del las antiguas acciones interdictales posesorias para poder recuperar la posesión material de la misma.

El efecto principal de la recuperación de la posesión, va a ser el que esta se haya sin disfrutado sin interrupción. De aquí se derivan dos consecuencias:

  1. Si esa interrupción ha sido voluntaria y por lo tanto el poseedor lo ha permitido. En este caso para el cómputo de los plazos no va a existir una continuidad, se volverá a iniciar el mismo una vez recuperada la posesión.
  2. En aquella posesión perdida ilícitamente, nos encontramos con que el poseedor, va a poder revindicar la cosa de quien lo posea, e incluso reclamarla de quien la hubiese adquirido en una subasta pública, siempre que abone el justo precio.

.- LAS ACCIONES POSESORIAS DEL ARTÍCULO 250.1. DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CIVIL

Los llamados juicios declarativos verbales que se contienen en el art. 250,1,4.º LEC , y en los que se ejercitan demandas que pretendan la tutela sumaria de la tenencia o de la posesión de una cosa o derecho por quien haya sido despojado de ella o perturbado en su disfrute son el heredero de las antiguas acciones interdictales.

Se protege la posesión como un hecho de la vida real, mantenido en todo caso al poseedor actual mientras no sea vencido por quién ostente superiores prerrogativas jurídicas a su favor, ya en orden a la posesión misma (ius possessionis), o ya por lo que respecte al derecho de propiedad (ius possidendi); pero bien entendido que las acciones sumarias posesorias de retener o de recobrar el estado posesorio no prejuzgan en firme los problemas de la posesión (derecho a poseer) y de la propiedad, a ventilar en procesos ordinarios.

— ¿Requisitos procesales de estas acciones?—

1. Que la demanda se presente antes del transcurso de un año a contar desde el acto que la ocasiona

Ello se contiene en el art. 439,1 LEC que mantiene esta especialidad para la demanda al señalar que no se admitirán las que pretendan retener o recobrar la posesión si se interponen transcurrido el plazo de un año a contar desde el acto de la perturbación o el despojo. Este plazo está en íntima conexión con lo dispuesto en el art. 460,4º CC  al manifestar que el poseedor puede perder su posesión por la posesión de otro, aún contra la voluntad del antiguo poseedor, si la nueva posesión hubiese durado más de un año.

2. El acreditamiento de la posesión de la cosa o del derecho, bien de un modo individual, bien en aquellas situaciones de coposesión.

3. Que haya sido perturbado en la posesión o tenencia por actos ejecutados por la persona o personas contra las que se dirige la demanda, o por orden de éstas, lo que viene a manifestar la llamada ‘legitimación pasiva’ en estos procedimientos.

4. Que se haya producido en verdad un acto inquietador o se haya consumado el despojo.

FUENTE:

1.- Aspectos procesales en las demandas sobre tutela sumaria ante situaciones de perturbación o despojo de la posesión (http://www.elderecho.com/)

2. LA POSESIÓN EN EL CÓDIGO CIVIL. SIGNIFICACIÓN DE LA POSESIÓN DENTRO DE LOS DERECHOS REALES (http://www.uax.es/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Abogado en Oviedo

Alfredo García López

Hay Derecho

El blog sobre la actualidad jurídica y política

Susana González Ruisánchez

Abogado digital, Derecho Tecnológico, Ciberseguridad, SGSI, ISO27000, Legal Web Compliance, Innovación, Marketing y Comunicación

BLOG DE LUIS ABELEDO

Iuris praecepta sunt haec: honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere (ULPIANO D 1.1.10.1) Los preceptos del derecho son éstos: vivir honestamente; no dañar al prójimo y dar a cada uno lo suyo

Naturismo en pareja

Libertad, compartir, aceptar, vivir.

Ecosistemas

Blog de divulgación de Ecología de la Asociación española de Ecología Terrestre (AEET)

Argumentos en Derecho Laboral

Blog coordinado por Adrián Todolí

Atelier legal

El blog jurídico de Alberto Fernández

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

delaJusticia.com

El rincón jurídico de José R. Chaves

El Blog de Ramón

Blog de opinión de Ramón Cerdá

Vigopedia

Historia, historias, toponimia, geografía e imágenes de Vigo

A %d blogueros les gusta esto: