archivo

Archivos Mensuales: octubre 2017

Artículo 348 CC

La propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes.

El propietario tiene acción contra el tenedor y el poseedor de la cosa para reivindicarla.

         —– vs. —–

Artículo 246 CP

El que alterare términos o lindes de pueblos o heredades o cualquier clase de señales o mojones destinados a fijar los límites de propiedades o demarcaciones de predios contiguos, tanto de dominio público como privado, será castigado con la pena de multa de tres a dieciocho meses.

Si la utilidad reportada no excediere de 400 euros, se impondrá la pena de multa de uno a tres meses.

En materia de derechos reales, una de las cuestiones que más quebraderos de cabeza traen a los operadores es la reclamación de la propiedad. Este hecho, unido a la dualidad de jurisdicciones que pudieren resultar de aplicación, sirve a la confusión a la hora de reaccionar ante lo que se puede manifestar como una ocupación injusta de terreno.

Así pues, será objeto de la presente nota la caracterización del artículo 348 del Código Civil y del artículo 246 del Código Penal como modo de marcar las diferencias entre uno y otro.

a) Ubicada la acción reivindicatoria entre las acciones protectoras del dominio, ha sido definida por la doctrina jurisprudencial como la acción que puede ejercitar el propietario no poseedor contra el poseedor no propietario, cuando éste último aparece desprovisto de título jurídico que justifique dicha posesión.Nos encontramos, en consecuencia, ante una mera ocupación de terreno, o dicho de otro modo, una disputa entre aquellos que, de cara al exterior, se manifiestan como propietarios de una determinada porción de terreno.

b) El delito por usurpación de lindes, por su parte, exige la concurrencia de dos requisitos (Auto Penal Nº 326/2011, Audiencia Provincial de Pontevedra, Sección 4, Rec 454/2010):

  1. La culpabilidad del sujeto activo ha de estar integrada por una intención dolosa-finalista de lucro injusto que persigue el aumento de terreno propio y la merma del ajeno, suponiendo el despojo cauteloso de la propiedad con ánimo de defraudar, por lo que la mera objetividad de la alteración del linde no es sinónimo de infracción penal.
  2. La mera ajenidad del terreno usurpado, por pertenecer indudablemente a persona distinta del sujeto activo.
La diferencia, estriba, pues, en un elemento meramente subjetivo, pues hace falta acreditar un ánimo defraudatorio en la persona del supuesto ocupante al actuar a sabiendas de que la propiedad pertenece, de modo indubitado, al tercero.

 


¿Cómo niega la jurisdicción penal entrar a conocer de aquellos supuestos en los que entiende que no se da el necesario elemento subjetivo?

Para este extremo, la jurisprudencia ha creado la figura de la cuestión compleja, al entender que la única jurisdicción capaz de crear, delimitar, modificar o extinguir derechos reales es la jurisdicción civil. Para el supuesto de que existan dudas de cualquier índole respecto del carácter o extensión de este derecho, la competencia de la jurisdicción penal debe decaer automáticamente, debiendo remitirse las partes al procedimiento civil correspondiente para delimitar sus derechos respecto el bien objeto de litis.

Anuncios

Conceptualmente hablando, las vistas son aquellas ventanas susceptibles de abrirse para dar paso a la luz y el aire permitiendo ver lo que hay en el exterior, mientras que las luces son aquellas ventanas o huevos que no se pueden abrir y que sólo permiten el paso de la luz.

De esta caracterización surge el concepto de servidumbre de luces y vistas como aquel derecho real (de finca sobre finca), a partir del cual una finca, denominada predio dominante, disfruta sobre otra, denominada predio sirviente, la facultad de servirse de luces y vistas sobre ella. Sistemáticamente introducidas como una servidumbre de carácter legal, se configuran como meras limitaciones del dominio, que vienen impuestas por la ley, con base en el mantenimiento de la paz social en las relaciones de vecindad [1] (artículos 581 a 584), o como una servidumbre de carácter voluntario [2] (artículo 585) que da derecho al titular del predio dominante a exigir una determinada conducta respecto el tribunal del predio sirviente.

[1]

Artículo 581

El dueño de una pared no medianera, contigua a finca ajena, puede abrir en ella ventanas o huecos para recibir luces a la altura de las carreras, o inmediatos a los techos, y de las dimensiones de 30 centímetros en cuadro, y, en todo caso, con reja de hierro remetida en la pared y con red de alambre.

Sin embargo, el dueño de la finca o propiedad contigua a la pared en que estuvieren abiertos los huecos podrá cerrarlos si adquiere la medianería, y no se hubiera pactado lo contrario.

También podrá cubrirlos edificando en su terreno o levantando pared contigua a la que tenga dicho hueco o ventana.

Artículo 582

No se puede abrir ventanas con vistas rectas, ni balcones u otros voladizos semejantes, sobre la finca del vecino, si no hay dos metros de distancia entre la pared en que se construyan y dicha propiedad.

Tampoco pueden tenerse vistas de costado u oblicuas sobre la misma propiedad, si no hay 60 centímetros de distancia.

Artículo 583

Las distancias de que se habla en el artículo anterior se contarán en las vistas rectas desde la línea exterior de la pared en los huecos en que no haya voladizos, desde la línea de éstos donde los haya, y para las oblicuas desde la línea de separación de las dos propiedades.

Artículo 584

Lo dispuesto en el artículo 582 no es aplicable a los edificios separados por una vía pública.

[2]

Artículo 585

Cuando por cualquier título se hubiere adquirido derecho a tener vistas directas, balcones o miradores sobre la propiedad colindante, el dueño del predio sirviente no podrá edificar a menos de tres metros de distancia, tomándose la medida de la manera indicada en el artículo 583.

Caracterizada como continua y negativa (entre otras, por la STS de 8 de octubre de 1988), la prescripción extintiva comenzará a contarse desde el día en que hubiera tenido lugar un acto contrario a la servidumbre (también llamado el acto obstativo); en las servidumbres negativas lo que se impone es un no hacer lo que de ordinario se podría hacer (se impone al dueño del predio sirviente un no hacer). Y en cuanto al cómputo del plazo para adquirir por prescripción, dado su carácter negativo, se efectuará desde el día en que el dueño del predio dominante hubiera prohibido, por un acto formal, al del sirviente la ejecución del hecho que sería lícito sin la servidumbre (artículo 538). Es decir, y una vez más al hablar de prescripción, nos referimos a “las dos caras de la misa moneda”.

Pero, desde un punto de vista práctico… ¿Qué supuestos son los protegidos por el Código Civil?

Imagen en el mensajeEntraremos a analizar, punto por punto, el contenido de estos preceptos:

a) Se admiten los huecos de tolerancia:

Antes del acto obstativo, según reiterada Jurisprudencia, toda entrada de luz por hueco abierto se entiende como de mera tolerancia, que, como es sabido, no presupone posesión en ninguna de sus formas. (Sentencia del Tribunal Supremo 2 de octubre de 1964).

A su vez, el Código Civil, en su artículo 581 da validez a aquellos huecos que, en una situación y en unas medidas concretas, permitan, únicamente, la entrada de ‘luces’ y ventilación a la instancia.  Concretamente, para “recibir luces a la altura de las carreras, o inmediatos a los techos, y de las dimensiones de 30 centímetros en cuadro, y, en todo caso, con reja de hierro remetida en la pared y con red de alambre”. Aunque la Jurisprudencia más reciente ha flexibilizado estos extremos, por lo que habrá que atender a su funcionalidad y significación caso a caso.

b) Regla de distancias:

Estos artículos no contempla ninguna servidumbre, sino un límite del derecho de propiedad que, como tal, define su contenido. Igualmente, esta restricción es recíproca, de modo que si uno de los dueños no puede abrir huecos para vistas sino a cierta distancia, el otro también se ve afectado por igual prohibición. Su finalidad no es otra que preservar la intimidad, la tranquilidad y la seguridad de las personas evitando miradas extrañas y, en general, injerencias en fincas ajenas.

Las vistas (prohibidas o admitidas) por este artículo 582, se pueden obtener, como expresamente se señala, a través de balcones, ventanas u otros voladizos semejantes. La jurisprudencia ha entendido también incluidas en la órbita de este precepto a las azoteas -con independencia de que tengan o no balaustre- y a otras cubiertas similares y a las terrazas.

Esto es, toda aquella vista que se obtenga desde una distancia inferior a la regulada en el artículo 582, medida según el artículo 583, infringiría tal precepto legal, distancia que se comenzará a computar desde el punto más cercano en el que se puedan obtener, independientemente de la configuración estructural o arquitectónica que este punto tenga.

Así pues, la aplicación será automática, con la única salvedad del artículo 584, de mediar vía pública entre las edificaciones.

Valoración Catastral

Consultoría de fiscalidad inmobiliaria del grupo Premier Tax Pro

Abogado en Oviedo

Alfredo García López

Elena Arnaiz Talento & Acción

Consultora de Desarrollo de Personas y RRHH | Marca Personal y empleo |Psicóloga. Te ayudo a identificar tu talento, a ponerlo en acción y a darle visibilidad para dejar huella y conseguir tus objetivos profesionales.

Hay Derecho

El blog sobre la actualidad jurídica y política

Susana González Ruisánchez

Abogado digital, Derecho Tecnológico, Ciberseguridad, SGSI, ISO27000, Legal Web Compliance, Innovación, Marketing y Comunicación

BLOG DE LUIS ABELEDO

Iuris praecepta sunt haec: honeste vivere, alterum non laedere, suum cuique tribuere (ULPIANO D 1.1.10.1) Los preceptos del derecho son éstos: vivir honestamente; no dañar al prójimo y dar a cada uno lo suyo

Naturismo en pareja

Libertad, compartir, aceptar, vivir.

Ecosistemas

Blog de divulgación de Ecología de la Asociación española de Ecología Terrestre (AEET)

Argumentos en Derecho Laboral

Blog coordinado por Adrián Todolí

Atelier legal

El blog jurídico de Alberto Fernández

El BOE nuestro de cada día

Web de noticias extraídas del Boletín Oficial del Estado

delaJusticia.com

El rincón jurídico de José R. Chaves

El Blog de Ramón

Blog de opinión de Ramón Cerdá